Algunos afirman que las campañas de marketing o publicidad por buzoneo, por ejemplo, son cosas del pasado, pues piensan que la digitalización ha venido a reemplazar la publicidad en papel.

Pero diremos que esto no es de ninguna manera cierto, si bien la forma de acercarnos a nuestros clientes ha podido cambiar, lo ha hecho en relación con el tipo de negocio y el alcance al que pretendemos llegar. Así hagámonos tan solo dos preguntas:

¿De qué nos sirve recibir publicidad en Internet de un restaurante a 300 km de nuestra localidad?
¿Tiene realmente capacidad nuestra empresa para satisfacer a clientes de todo el mundo?
Así, no siempre necesitamos publicidad a nivel mundial, ni siquiera nacional, por eso un folleto, una revista o un flyer, son instrumentos de comunicación, de cercanía, es la mejor manera de acercar nuestro negocio local, a los vecinos de nuestro entorno, de tal manera que si alguien recibe un tríptico con las ofertas de nuestra pizzería, estaremos ofreciendo una interesante y atractiva llamada para que sepan qué van a comer en un comercio localizado y cercano.

Dicho esto, pasemos a identificar los principales tipos de publicidad que se pueden hacer en papel y que resulten efectivos al propósito que buscamos.

¿Qué tipos de publicidad en papel va mejor para mi negocio?

Son varias las opciones con las que podemos contar, dependiendo de la necesidad y el alcance que queremos tener.

Folleto: Con folleto nos referimos a tríptico, o un pequeño libro de varias páginas.
Flyer: Similar al folleto, pero realizado con una sola hoja, en ocasiones también se denomina “dummy” cuando es un papel doblado de tal manera que parezca un folleto de una o varias páginas.
Banderolas: Se trata de carteles para colgar. Diseñados en lona, plástico o papel y están destinadas a ser colocadas en la vía pública. Eficaz en publicidad electoral o de grandes campañas.
Pasacalles: Carteles adhesivos que se colocan sobre pasillos de supermercados y tiendas.
Posters o gigantropías: Se trata de carteles de gran tamaño, impresos en laser o inyección de tinta, por lo general mayor de 100x70cm.
Rollup: Se trata de carteles en expositores. Ideales para anuncios de fiestas, conciertos u otros eventos.
¿Qué tipo de material es mejor?

Las propiedades del material con el que imprimir nuestros folletos o flyers, están ligadas a la calidad, la durabilidad o firmeza que queramos conseguir.

Gama alta. Es un papel que da a la impresión cierta elegancia, los hay con brillo u opacos.
Gama Baja. En este caso, solo se aconseja en publicidad textual, sin imágenes, pues no las resiste bien.
Estucado. Es un papel suave al tacto al que se ha impregnado con estuco a fin de hacerlo algo impermeable.
Offset. Es la más económica, ya que no lleva impregnación alguna, pero pierde en el impacto visual.
Por supuesto, sería muy bueno asesorarnos en nuestra imprenta a fin de valorar la relación precio-calidad y así elegir la publicidad que más acorde a nuestros medios y necesidades.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad